dimarts, 21 de maig de 2013

Rupak

En algún post anterior he hablado de un futuro próspero para el Nepal gracias a los cambios que harán los niños de hoy, especialmente las mujeres.


Gran fichaje

En este sentido, Rupak es un pionero. Habla un buen inglés y un español más que aceptable, trabaja en la tienda de telefonía de su cuñado, colabora con el centro de ayuda infantil Sano Sansar y durante estos días se ha convertido en la mano derecha del Màgic Andreu.
Es muy educado, siempre habla bien de los demás, sonríe la mitad del día y ríe el resto. Viste sencillo pero con buen gusto y tiene unas maneras tranquilas. Muchas veces he pensado que si alguien lo depositara discretamente en Barcelona, en poco tiempo disfrutaría de una vida muy próspera.


Competente

Llegó como guía e intérprete, para encargarse de las negociaciones con los taxistas y otras actividades similares. Con su pulcra libreta ha acabado ocupándose de todos los pormenores (y algún pormayor) del proyecto Nepal is Màgic, en estrecha colaboración con Dani. Ambos se complementan perfectamente y consiguen que el Màgic Andreu sólo tenga que preocuparse de iluminar las caras de los niños... y no tan niños. Bueno, de esto y de los mosquitos, porque habéis de saber que nuestro mago está derrotando en todos los frentes a los mosquitos de Nepal gracias los insecticidas, cargas eléctricas y lociones antimosquitos. Es tan sistemático en este menester como en su profesión.


Resolutivo

Volviendo a Rupak, ha acabado encargándose de todo lo relacionado con el sonido del espectáculo. Cuando se fundió la batería del equipo grande por una subida de tensión, no tardó más de una mañana en encontrar otra joya nepalí, un electricista capaz de arreglar cualquier cosa. Al día siguiente el equipo funcionaba perfectamente, gracias a algunos componentes de un teléfono en desuso.
En otra ocasión, cuando un corte de suministro eléctrico amenazaba el buen desarrollo de una de las actuaciones, supo cambiar el cuadro eléctrico para hacer funcionar con la batería propia un equipo de sonido recién comprado, del que tenía poco conocimiento. El mérito principal fue hacerlo en directo, sin prisas ni nervios, con toda la calma del mundo.


Versátil

También es una persona universal. Igual que el Màgic Andreu, ha encajado perfectamente en cualquier ambiente, desde los orfanatos y colegios de la gira hasta la cena con el Rotary de Katmandú, pasando por una prisión de seguridad. Siempre ha sabido estar a la altura de las circunstancias con su calma y su sonrisa.
¿Se nota que lo echo de menos?

Este post y otro más que tengo “en bruto” en mi portátil los voy publicando ya desde Barcelona. Motivos profesionales (hoy en día no puedes decir no a nada) y el hecho de haber podido suministrar material gráfico sobrado al proyecto de Nepal is Màgic, me han traído de vuelta a casa. Incluso es probable que escriba algún post más movido por la nostalgia que me trae el ir postprocesando la cantidad ingente de fotografías que he tomado. Todo ello me devuelve a la magia de momentos increíbles que he pasado en Nepal.


dissabte, 18 de maig de 2013

El lenguaje universal


Este y dos posts más que tengo “en bruto” en mi portátil los voy publicando ya desde Barcelona. Motivos profesionales (hoy en día no puedes decir no a nada) y el hecho de haber podido suministrar material gráfico sobrado al proyecto de Nepal is Màgic, me han traído de vuelta a casa. Incluso es probable que escriba algún post más movido por la nostalgia que me trae el ir postprocesando la cantidad ingente de fotografías que he tomado. Todo ello me devuelve a la magia de momentos increíbles que he pasado en Nepal.

Una de las cosas que más me ha sorprendido de este viaje es cómo un mismo espectáculo se adapta al público que lo recibe. Ya expliqué en un post anterior cómo rieron los internos de una prisión de alta seguridad con las magias y situaciones cómicas pensadas para niños. Pero esto también dice mucho del perfil del Magic Andreu.

En dos semanas le he visto “birlar” el bolígrafo a un director de escuela, a un preso y a un miembro del Rotary de Katmandú. La reacción en el momento de la devolución ha sido la misma, aunque se trate de entornos bien diferentes: 
-A present for you, my friend-, y luego las carcajadas tanto de la víctima como de los presentes.
Esa es la magia a la que he podido asistir todos estos días, la constatación de que todas las personas somos iguales ante el humor.

Recordando a Harpo

Repasando mentalmente estos acontecimientos en un ajetreado taxi por las calles de Katmandú, me vino a la memoria la autobiografía de Harpo Marx. La leí hace cosa de un año, y aún recuerdo ese agradable sentimiento de igualdad universal de los hombres, unidos por el humor.
Cuenta Harpo en su biografía que acudió a una fiesta de alto copete en Nueva York a la que asistían un buen número de invitados multimillonarios. Uno de ellos, un tanto achispado por el champán, vino a saludarle muy cordialmente, cosa que el cómico aprovechó para “birlarle” la cartera. Contó el dinero que había y posteriormente se la devolvió.
Minutos más tarde se volvieron a encontrar.
-Puedo adivinar exactamente cuánto dinero lleva Vd. en su cartera- anunció.
El multimillonario, incrédulo, le desafió. Y su sorpresa fue monumental cuando vio que citaba exactamente la cifra.
-¿¿Cómo lo has hecho?? ¿Tienes algún poder?-
Harpo Marx le confesó que le había “sustraído” la cartera y que después de contar los billetes se la había devuelto. Carcajadas. Aquí nació una franca amistad entre ambos personajes.
Esta misma sensación la he podido palpar al lado del Màgic Andreu. Su humor transgresor no tiene fronteras ni status. Iguala a todos en la risa de una manera que hace comprender enseguida que, pese a las diferencias, los hombres y mujeres del mundo tenemos un idioma universal: el humor.

diumenge, 12 de maig de 2013

¡Nos meten en la cárcel!



Bhimphedi, además de ser el pueblecito entre montañas que acoge la casa de Balmandir, también tiene una prisión “de alta seguridad”. En ella están internados cerca de 400 convictos cumpliendo condenas por delitos de diversa índole: robos, tráfico de drogas...

Preparados en cinco minutos

El Màgic Andreu y Dani habían estado comentando la posibilidad de realizar una actuación allá, pero no habíamos concretado nada. De repente, entró Dani en la habitación: -dentro de una hora tenéis una actuación en la cárcel-. En cinco minutos, el Mágic Andreu, Rupak y yo estábamos listos, el primero con su espectáculo en la mochila, el segundo con el equipo de sonido y yo con mi cámara.
Cogí la compacta con la esperanza de que pasara desapercibida a los ojos de los vigilantes, pero fue en vano. Cámaras, móviles, bolsas... Todo lo que no era imprescindible para la actuación se quedó fuera.

Tensión

Una vez dentro nos sorprendió ver que nos rodeaban los presos con total naturalidad. Nosotros no sabíamos cuáles de ellos eran policías de paisano y cuáles eran internos, pero empezamos a preparar las cosas con cierta tensión. A mí no me hacía gracia tener gente detrás que no sé quiénes son. ¿Y si a alguno se le ocurría escapar poniéndome un cuchillo en la garganta?
En fin... como no podía hacer fotos ayudé a entrar el equipo, montar la mesa y custodiar la mochila del Màgic Andreu con todas sus cosas.

Otro éxito

El material que se había traído el Màgic Andreu consistía en un espectáculo pensado principalmente para niños. No obstante, enseguida vimos que los presos se lo estaban pasando en grande.
Una cualidad del Màgic Andreu es su capacidad para improvisar chistes sacando partido a cualquier situación, por lo que las magias venían acompañadas de momentos hilarantes. ¿Os imagináis al Màgic Andreu entregándole a un preso el bolígrafo que acaba de birlarle ante sus propias narices? Pues eso es exactamente lo que hizo.

De tú a tú

El propio Màgic Andreu me confesó haber llegado al centro un tanto nervioso, pero como ha actuado un montón de veces en cárceles españolas ya tenía experiencia.
-Nunca le preguntes a un preso qué ha hecho, sino de qué se le acusa- me dijo.
El caso es que la actuación le realizó con la misma calidez y picardía que con los niños, y en un momento dado llegó a “echar fuera de la clase” a un voluntario que había salido a colaborar en una magia.
Out!- le dijo señalando el exterior. Para añadir- Well, out no, my friend, you can't leave the prison-. La carcajada fue de las más sonadas del día. ¡Yo nunca tendría valor para hacer una broma así a un interno!

Sin fotos

¿Queréis saber qué cara hacían los presos durante la actuación? Pues como no nos dejaron hacer fotos tendremos que explicarlo.
Nada más fácil: hacían la misma cara que tantos y tantos niños que hemos visto estos días.
Es una sensación muy extraña que unas personas que al principio te infundían cierto temor las acabes viendo como niños ilusionados, niños riendo, niños traviesos, niños queriendo saber el truco. Piensas entonces en los motivos que los han llevado a aquella cárcel, en las condiciones de vida que que tienen allí, y en cómo será su vida cuando nos vayamos. Ojalá tengan oportunidad de rehacer sus vidas.

Ovación

La actuación acabó con un sentido agradecimiento por parte de los presos. Fue tan emocionante que el Màgic Andreu les prometió que volvería. No sé, como es mago...




diumenge, 5 de maig de 2013

Mujeres de Nepal


Los días 3 y 4 de mayo (viernes y sábado) visitamos tres centros de acogida de niñas: la Kumari House de la Direct Help Foundation, dirigida por Toni Aguilar; la Patan Children Home y la Vistare Girls Home. Los tres centran su actividad en ayudar o acoger niñas. Cada vez que llegabas a uno pensabas que no podías encontrar un sitio mejor en este mundo, pero cuando llegabas al siguiente y conocías a las niñas y al personal ya no sabías qué pensar.

Princesas

A diferencia del primer centro que visitamos, desolador, estos tres nos han conmovido por la exquisita elegancia de las chicas. Son sencillas, alegres, tranquilas... Es un gusto ver cómo hacen sus tareas en equipo con total dedicación. A Toni Aguilar le gusta llamar a su centro “La casa de las princesas”. Es una definición exacta.

Muchas niñas me vienen a preguntar cómo me llamo y de dónde soy. Tienen curiosidad por conocer gente de otros sitios. A una le enseñé un juego de reflejos en que has de palmear las manos del contrincante antes de que éste pueda evitarlo. Acabé con los brazos doloridos, porque se lo enseñaban la una a la otra y luego hacían cola para jugar con “el inventor”.

El Futuro del Nepal

Otra, tras el protocolo de nombre y nacionalidad, me explicó que quería estudiar para ser “Hotel Manager” en Estados Unidos o en Inglaterra; expuso los pasos que iba a dar en los próximos años con una claridad que ya querría yo para mí.
Y también hubo una que preguntaba a unos ingenieros franceses, que estaban allí como cooperantes, qué tenía que estudiar para poder construir plantas potabilizadoras en Nepal.
Creo que estas chicas garantizan que éste pronto será un país próspero, igualitario y bien organizado. Eso sí, espero que mantengan sus mejores tradiciones y que no pierdan su cálida inocencia.

Magia sin fronteras

El show sigue arrasando. Por lo visto no hay espectáculos de este tipo en Nepal, y los niños se vuelven como locos con los trucos y bromas del Màgic Andreu. Yo mismo me sorprendo de cómo gags y chistes que ya he presenciado en sesiones anteriores me siguen haciendo reír como el primer día. Eso es que la gracia no está en el chiste, sino en el artista.

Un maleficio

Una característica del Nepal es su influjo sobre la tecnología. Nuestros aparatos occidentales simplemente dejan de funcionar. A causa del polvo, en sólo dos días ya he tenido que limpiar las conexiones de las ópticas porque la cámara se volvía loca con el autofoco. Al Màgic Andreu le pasa algo parecido con su cámara. Y por lo que respecta a internet, no volveré a quejarme de las dificultades porque me hice esta promesa.

Show must go on

También, una subida de tensión dio al traste con el equipo de sonido del Màgic Andreu (por suerte justo después de acabar la actuación). No importa, es un profesional preparado para cualquier eventualidad, y en la siguiente utilizó su equipo portátil... que también acabó sufriendo el maleficio tecnológico del Nepal.
No importa. Sin micro. El Màgic Andreu provoca el pasmo y la risa con la misma intensidad, pues su energía sale de muy adentro.
Eso sí, esta mañana, aprovechando un impass en la tourné, ha visitado un servicio técnico que le ha reparado ambos equipos y, además, ha decidido comprar uno nuevo. Hombre previsor vale por dos.

dissabte, 4 de maig de 2013

Primera actuación

Raquel

“Yo era una persona gris que hacía un trabajo que no me gustaba en Barcelona; ahora hago una cosa con verdadero sentido y soy muy feliz”.
A Raquel el ERE que hubo en la empresa donde trabajaba le pareció una oportunidad. Dejó atrás todo lo que tenía y se vino al Nepal a ayudar a llevar la contabilidad de Amics del Nepal en Katmandú.
No sabe cuánto tiempo estará aquí, pero es posible que al cabo de unos meses se vaya a Birmania, Indonesia o cualquier otro país asiático. De momento disfruta de no saber si es lunes o jueves. La conocimos en nuestra visita al orfanato de Children Protection Home, que se ocupa de niños cuyos padres están en la cárcel.

Primera actuación

Por cierto, ¡vaya sitio! Sólo cruzar la verja se te encogía el alma. No lo describiré para ahorrar el mal trago al lector, y para no dejar en mal papel a nadie. Sólo constatar que Amics del Nepal intenta llegar a acuerdos para colaborar con esta institución local y mejorar el control de los recursos, pero de momento no lo consigue.
Nos condujeron a la sala donde iba a tener lugar la actuación y empezaron a llegar niños. Como al Mágic Andreu se le escapa la magia de las manos empezaron a salir bolas rojas de detrás de las orejas y la cosa se animó enseguida. Tanto, que fue difícil retener a los niños fuera de la sala, pues intentaban colarse por puertas y ventanas como ardillas afanosas.

¿Barreras culturales?

Yo había visto varias veces al Mágic Andreu actuar ante los niños internados en Oncología Infantil del Hospital de la Vall d'Hebron, en Barcelona, y sabía que era capaz de hacer reír a chicos que lo están pasando mal, pero tenía curiosidad por saber si en una cultura tan diferente como la nepalí surtiría el mismo efecto. Tardé dos minutos y medio en descubrirlo. Tonto por dudarlo: la magia es universal.

Entrega

Hacer las fotos de una actuación del Mágic Andreu es como arbitrar un Barça – Madrid: puedes olvidar tu tarea porque te dejas llevar por el disfrute de ver jugar a todas aquellas estrellas del balón. Es algo hipnótico. La atmósfera que es capaz de crear con sus trucos y sus bromas es fruto de la pasión con que se entrega al espectáculo y a los niños. Él mismo lo repite constantemente: “he alcanzado el éxito con la magia porque la hago con amor”.

Ahora, conviviendo estos días con él, puedo constatar la dedicación con que se entrega a su trabajo. Cuida mucho las horas de sueño para proteger su garganta, no va a ningún sitio si no lleva un equipo de sonido de repuesto, apunta ideas y los sitios que ha visitado en su libreta con la caligrafía que le caracteriza, cuida la alimentación para estar ágil de cuerpo y mente, y además es un innovador, porque mantiene su magia siempre fresca con nuevos trucos de cosecha propia.


Nepal is Màgic


(Post escrit el 30 d'Abril a l'aeroport de Doha, en trànsit cap a Katmandú. Oscar Bosch)

Si un hombre disfrazado de pirata, con un pie en el escenario y un loro en el hombro te dice “hemos de hablar de proyectos”, ten cuidado, podría tratarse del Màgic Andreu y tu vida ya no volvería a ser la misma.
De hecho, eso es lo que me pasó a mí. Dijo las palabras mágicas y, abrakadabra, aquí estoy, en el aeropuerto de Doha, en Qatar, esperando conexión para Katmandú.

Un mes

Todavía no sé cómo me he visto envuelto en este proyecto, pero el caso es que nos vamos a pasar juntos un mes en el Nepal. Él hará magia a los niños y yo haré las fotos. Aunque con el Màgic Andreu nunca se sabe: a lo mejor acabo haciendo yo la magia y él las fotos. De todos modos, lo más probable es que acaben siendo los niños los que, como siempre, hagan la magia.
También grabaremos algo de vídeo. Luego, a la vuelta lo editaremos todo, lo pondremos en la chistera y ya veremos qué hacemos con lo que salga.

Amics forever

El itinerario por las escuelas nos lo ha organizado Amics del Nepal, que se han volcado calurosamente en el proyecto. Mónica ha hecho una excelente labor de contacto y ruta, Ramon nos ha dado todas las facilidades y Dani nos espera en Katmandú para abrirnos camino el primer día. Al que tengo ganas de conocer es a Rupak, el joven nepalí que nos hará de guía e interprete. Una persona que se llama así tiene todos los números de ser simpática.



El vuelo Barcelona - Doha ha ido como una seda, aunque el despegue ha sido un poco brusco, por el mal tiempo. Justo en ese momento el Màgic Andreu, mirando por la ventana me comentaba -los aviones no están hechos para volar, ¿sabes quién me lo dijo? un aeronáutico. ¡Sólo me faltaba esto!
En seis plácidas horas he sabido más del Màgic Andreu que en las cuatro o cinco veces anteriores que lo he visto. Es un magnífico calígrafo, y lleva consigo sus plumas y libretas de primerísima calidad. Ha escrito mi nombre, Oscar, y es la primera vez que esa “O” no se me antoja grandilocuente como mi calva testa. Ambos compartimos admiración por la tienda esa del barrio gótico donde venden libretas de piel.

Magia por todo lo alto

Otro momento encantador ha sido cuando han venido las azafatas a pedirnos trucos de magia. Todo ha empezado cuando Màgic le pedía a una de ellas un trozo más de pan para el almuerzo. Como nunca recibe nada sin dar algo a cambio le ha empezado a sacar bolitas rojas de espuma de todas partes: la oreja, el pelo, sus propias manos... No he visto a nadie tan hábil como él con las manos. Hacía todo esto delante mío y no he sido capaz de descubrir el truco. Al cabo de cinco minutos teníamos dos nuevas azafatas pidiendo su ración de magia. Suerte que no ha venido el piloto...
Nos quedan cinco horas de espera para poder coger el avión de Katmandú. Voy a ver si hay sitio en la “quiet zone” y puedo dormir un par de horitas.

diumenge, 14 d’abril de 2013

La roda de premsa




'Nepal is magic' és una expedició solidària que liderarà el Màgic Andreu el proper mes de maig. L'objectiu d'aquesta iniciativa és provocar somriures als nens d'un dels països menys desenvolupats del món i, posteriorment, crear una pel·lícula amb les fotografies i material audiovisual gravat.

Continua llegint aquí